15 julio 2008

EL CAMPO EN CRISIS Y LA INDUSTRIA SIENTE EL GOLPE




Las concesionarias locales dicen que sus ventas cayeron 20 % o más. Los autos aún son refugio para ahorros urbanos, pero el mercado se enfría y en la venta de utilitarios es donde más se siente.

La crisis desatada por el esquema de retenciones móviles fue el detonante de un proceso de desaceleración de la economía, en la que el mercado automotor ya ha comenzado a sentir los efectos.

Los datos oficiales del sector se conocerán en los próximos días, cuando Adefa dé a conocer su nuevo registro. El mes pasado la entidad que reúne a las fábricas apuntó una caída en la producción automotriz del 8%, comparada mes a mes.

A nivel nacional hay concesionarias de gran porte que estarían acusando caídas de hasta el 40% en las ventas durante las últimas semanas, en particular en la comercialización de utilitarios o camionetas 4x4, productos de preferencia entre los productores del campo.

"Estamos en el foco de la tormenta; Santa Fe es uno de los centros más convulsionados", comentó ante la consulta el empresario Marcos Valentino. Su grupo empresario -Escobar y Nation- representa en Santa Fe a marcas líderes en el mercado nacional (Citro‘n, Ford, Peugeot,VW).


En cuanto al comportamiento del sistema de pagos, señaló que las operaciones se vienen realizando con financiamiento o contado. "No sentimos una caída significativa en la cadena de pagos, pero hay retrasos que en su mayoría se están renegociando", explicitó.

Un golpe repentino

"Lo que pasó este mes respecto del promedio del cuatrimestre fue que caímos un 35 por ciento en las ventas. Veníamos cumpliendo y superando los objetivos de la terminal, pero en junio, de golpe, se hizo un bache", explicó Luis Rico, de Macua.
Camiones y alta gama

"En este momento el parate es impresionante. Las ventas se cayeron del 60 al 75%, pero lo más grave de todo es que no vemos dónde termina", explicó el responsable para la venta de camiones de la firma Bieler.

"No tenemos financiación porque los bancos elevaron las tasas y se retiraron los fondos. Los créditos prendarios redujeron el porcentaje de financiación de las unidades; estaban en el 70%y hoy bajaron al 50 por ciento", explicó Antonio Melia.

La crisis del gobierno-campo no es una cuestión sectorial como pretende mostrar la actual administración nacional, es un conflicto que atañe a muchos sectores, y no sólo a la mesa de los argentinos sinó también a todo AL SECTOR PRODUCTOR DEL CRECIMIENTO NACIONAL (las empresas: industriales, agropecuarias, comerciales y de servicios).
Saludos y hasta la próxima.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails