20 febrero 2011

EL SISTEMA JUBILATORIO SERÁ LA PEOR HERENCIA DEL PRÓXIMO GOBIERNO

Las aspiraciones de que los haberes previsionales tengan mayor proporcionalidad con los salarios en actividad colisionan con la realidad de que el sistema previsional tiene muy pocos aportantes con respecto a la cantidad de jubilaciones y pensiones a pagar.

Además de los problemas de energía, seguridad jurídica, fenomenal presupuestos en "subsidios", y los problemas de comercio exterior (cada vez se están  requiriendo más trabas a las importaciones debido a un tipo de cambio real retrasado), el sistema jubilatorio será la peor herencia que recibirá el próximo gobierno. Explicaré el "porque".

La clave de sustentabilidad de los sistemas jubilatorios de reparto (como el argentino) es la relación entre activos y pasivos. Los países bien organizados monitorean con rigurosos estudios actuariales que la promesa de pagar determinados montos de haber previsional a partir de determinadas edades guarde consistencia con la cantidad de trabajadores activos que aportan. En términos simples, si se pretende que el haber jubilatorio sea el 82% del salario, se requiere que por lo menos 4 trabajadores aporten el 20% de su sueldo 

(20%  x  4trabajadores = se recaudaría 80% del salario promedio).

En Argentina, el haber medio que paga la ANSES se aproxima, sumando el anunciado aumento de marzo del 2011, a los $1.600; es decir, apenas el 40% del salario promedio formal.

Para dilucidar las causas de esta enorme distancia entre la realidad y las aspiraciones resulta pertinente mirar los datos publicados por la Secretaria de Seguridad Social:
  • En el marco de la crisis del año 2002, la relación de aportantes / beneficios “genuinos” (es decir, con aportes) era de 1,47 y bajaba a 1,33 cuando se computaban las pensiones no contributivas.
  • En el año 2010, la relación aportantes / beneficios “genuinos” subió a 2,86.
  •  Pero considerando los 2,4 millones de jubilaciones sin aportes (moratorias) y las 600 mil nuevas pensiones no contributivas otorgadas, la relación aportantes / beneficios totales (con y sin aportes) en el año 2010 sigue siendo de 1,33 y sólo queda el fondo residual expropiado a las AFJP que encima de gasta para temas no vinculados a jubilaciones (prèstamos a automotrices, Fútbol para todos, etc)


En otros términos, la aspiración de acercar el monto del haber previsional al 82% del salario fue eliminada en el momento en que se montó el “jubileo” previsional con las moratorias y la extensión de las pensiones no contributivas.

El 53% de los beneficios que se pagan HOY en Argentina tienen origen en las llamadas "jubilaciones sin aportes" (las moratorias y en las pensiones no contributivas). Se pagan más beneficios sin aportes que con aportes

Si bien algunos podrían verlo como un "acto de justicia" con los pobres viejos que no pudieron aportar durante su vida labora, esto se financia de alguna forma. ¿Cómo se financia? Esto se financia con el incumplimiento del haber legalmente comprometido a los jubilados que SÍ hicieron aportes. La consecuencia lógica es la inédita acumulación de juicios previsionales contra la ANSES que se están dando actualmente. 

Desactivar el “jubileo” y afrontar el reclamo de los jubilados (a quienes desde hace varios años no se les paga el nivel de haberes que la Justicia entiende que se les debe pagar), es el desafío más pesado que hereda el próximo gobierno. 

Saludos y hasta la próxima. 

CPN. MONJO FERNANDO. 

FUENTE: POCO MAS DE UN APORTANTE POR CADA BENEFICIO PREVISIONAL (IDESA)

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails