26 abril 2009

MEDIO MILLON DE VACUNOS MENOS EN LA PROVINCIA

Con la publicación de los datos finales de la segunda vacunación antiaftosa de 2008 por parte del Senasa se terminaron las especulaciones sobre el impacto que tuvo la sequía en el stock vacuno santafesino: la provincia perdió 518.257 cabezas respecto de la existencia registrada en 2007. De ese número, entre 250.000 y 300.000 corresponden a muertes por hambre y sed y el resto a traslados hacia otras provincias o ventas forzadas.

A nivel nacional, el año pasado el rodeo disminuyó casi 3.000.000 de cabezas (2.973.805), con un fuerte impacto en la categoría vacas, que disminuyó 1.493.585 animales, seguida por las terneras (530.593 cabezas menos). Buenos aires es el distrito más golpeado, con una retracción de sus existencias de 1.204.271 animales, seguida —curiosamente— por Río Negro (-571.615), Santa Fe y Córdoba, que sufrió una merma de 455.014 vacunos.

Si se compara la segunda vacunación de 2008 con la segunda de 2006, la pérdida de stock vacuno nacional asciende a 3.566.789 animales. Los datos oficiales indican que hoy el país tiene una existencia de 57.736.145 vacunos mientras dos años atrás había 61.302.934.

En territorio santafesino, las pérdidas aún no están discriminadas por departamentos, pero se da por hecho que los perjuicios mayores se localizan en Vera y 9 de Julio, si bien el área afectada también incluye San Cristóbal, parte de San Justo y San Javier. Tampoco se tenía certeza del número de animales muertos sobre el faltante total, pero desde la Dirección General de Análisis y de la Producción Agropecuaria del Ministerio de la Producción confirmaron que oscila entre 250.000 y 300.000.

El titular del área, Modesto Malvasio, explicó que ese número surge de las declaraciones juradas de productores que solicitaron asistencia oficial, pero también de una estimación promedio del 12 al 15% sobre el stock de cada distrito. Ocurre que “algunas declaraciones se hicieron al principio de la sequía y a muchos luego se le siguió muriendo hacienda”, precisó.

Impacto futuro
La información del Senasa, en cambio, sí discrimina la cantidad de animales vacunados por categorías. De allí se desprende que la peor parte en territorio santafesino (igual que sobre el total nacional) la llevaron las hembras, cuya cantidad disminuyó en 366.112 ejemplares. Las más castigadas fueron las vacas (-180.788), seguidas por las vaquillonas (-112.355) y las terneras (-72.969).

Quizás este sea el dato más preocupante, ya que se trata de una importante pérdida de vientres que no estarán a mediano y largo plazo para parir nuevos animales e impulsar la producción en el futuro. Mientras tanto, en el corto plazo también pesará la falta de condición corporal y todas las complicaciones que genera en los planteles de cría: retraso del celo, corrimiento del servicio y pariciones desordenadas o a destiempo.

Para colmo, las lluvias empiezan a escasear nuevamente... y los pronósticos climático no son alentadores.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails