14 febrero 2010

LA FÁBULA DE LOS CERDITOS Y EL RUMBO ECONÓMICO DE LA UNION EUROPEA

La fábula de los 3 cerditos y el lobo ayudará a explicarles la situación:

“Tiempo atrás, en el corazón del bosque vivían tres cerditos que eran hermanos. El lobo siempre andaba persiguiéndoles para comérselos. Para escapar del lobo, los cerditos decidieron hacerse una casa. 

El pequeño la hizo de paja, para acabar antes y poder irse a jugar. El mediano construyó una casita de madera. Al ver que su hermano pequeño había terminado ya, se dio prisa para irse a jugar con él. El mayor trabajaba en su casa de ladrillo. 

- Ya veréis lo que hace el lobo con vuestras casas- riñó a sus hermanos mientras éstos se lo pasaban en grande. 

El lobo salió detrás del cerdito pequeño y él corrió hasta su casita de paja, pero el lobo sopló y sopló y la casita de paja se derrumbó. El lobo persiguió también al cerdito por el bosque, que corrió a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casita de madera derribó. Los dos cerditos salieron pitando de allí. 

Casi sin aliento, con el lobo pegado a sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor. 

Los tres se metieron dentro y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo se puso a dar vueltas a la casa, buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, para colarse por la chimenea. Pero el cerdito mayor puso al fuego una olla con agua. El lobo comilón descendió por el interior de la chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó. 

Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque. Se cuenta que nunca jamás quiso comer cerdito.” 

El cuento de los 3 chanchitos recorre los mercados financieros con una pequeña adaptación: en este caso son 4 en vez de 3. Portugal junto con Irlanda, Grecia y España -los PIGS (chanchos) según sus siglas en inglés y según una antipática creación de los mercados- son las únicas naciones de Europa que sufrieron una baja del rating de calificación desde el inicio de la crisis. 

Las bolsas de estas 4 naciones se derrumbaron la semana pasada arrastrando al resto del globo en su caída, y el temor de los inversores está puesto en la capacidad de pago de la deuda soberana emitida por estas naciones. 

Quedaría por ver entonces cuáles son los chanchitos que construyeron sus casas con material más precario (o que tomaron deuda en forma más irresponsable) y cuáles fueron más previsores e hicieron sus casas de ladrillos. 

Por lo pronto, pareciera que los chanchitos que el lobo está mirando con mayor atención son Grecia y España. La degradación de la calificación de riesgo de Grecia, de (A-) a (BBB-) plantea la posibilidad de un colapso financiero de ese país europeo a mediano plazo. Igualmente, aunque menos grave, está el cambio puesto a la calificación de deuda soberana de España, que a pesar de conservar su de (AA+), pasó de una calificación “positiva” a una “negativa”(AA-). Standard &; Poor’s ha advertido que podría degradar la calificación española en unos dos años de no tomarse medidas radicales en el plano fiscal. 

¿Y la situación del resto de los países de Europa?
  • Reino Unido, proyecta para 2010 un déficit presupuestario de (-13%) del PIB y un crecimiento de la deuda pública a un 80% del PIB. 
  • Francia, con un déficit presupuestario más “moderado” será de (-8,2%) del PIB y la relación deuda/PIB será 82,5%. 
  • Alemania, la locomotora de la UE, tendrá un déficit presupuestario de (-5%) (muy por encima de lo acordado en Maastricht de un máximo -3% del PIB) y una deuda/PIB de 76,7%. 
Todos los países de la UE se acercan a déficits presupuestarios cercanos al 10% del PIB y deudas infladas en promedio entre el 80 y el 100% del PIB.
 
Por lo tanto la pregunta que cabria hacerse a partir de los datos desglosados es: ¿Realmente es esto lo que está golpeando los mercados financieros o existen otras noticias que los medios están pasando por alto en su afán sensacionalista y que puede tener igual o mayor ponderación? y lo más importante ¿qué consecuencias puede traer esto a las economías emergentes?

Por Nicolás Litvinoff 
Fuente: Latinforme
 

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails