08 agosto 2010

FAMOSOS Y EMPRENDEDORES: CASOS Y REFLEXIONES



¿Qué lleva a protagonistas conocidos del espectáculo, el deporte y los medios a fundar su propia empresa? Araceli González, con su línea de perfumes, Cacho Castaña y su marca de ropa infantil , las remeras de diseño exclusivo de Marley, el tambo de Darío Chino Volpato y las cabañas turísticas de Georgina Barbarossa son algunos ejemplos.

Quiero destacar aquí las cosas más importantes del excelente trabajo de la Revista Pymes de Agosto respecto a los emprendimientos de Famosos.

  • El propósito de todos ellos es generar ingresos adicionales y estables a través de la explotación de su "fama personal".


  • Estos personajes exitosos se sienten atraídos por replicar "su éxito" en otros ámbitos, tanto para alimentar su autoestima personal como para "repartir las apuestas" de su dinero…


  • Lo primero que hay que hacer para explotar la imagen de una figura famosa es determinar cuáles son las fortalezas que el público percibe de ellos, ya que el producto tiene que aprovechar esas virtudes y proyectarlas.


  • Todos comenzaron con una idea, verificaron la demanda investigando el mercado, profundizaron en su producto y pusieron gente de confianza y profesionales a cargo del "trabajo", mientras que los famosos se reservaron las "decisiones claves."


  • La popularidad es de gran importancia porque el público no consume solamente el producto sino que además consumen lo que se denomina el "objeto ausente" es aquella parte que no se ve del producto, pero que le permite a la persona sentir que adquiere (desde los simbólico y psicológico) alguna de las características positivas del famoso.


  • Al contrario con lo que ocurre con las Pymes normales, las Pymes de Famosos se ven desbordados por la demanda, ya que su popularidad les juega a favor.


  • Otro de los beneficios es que cuando Famosos necesitan reunirse o hablar con alguien importante, los atienden y responden mucho más rápido.


  • Uso del nombre: los famosos evitan atar "su nombre" a la marca. El reconocimiento público debe ser una cualidad más, pero no el eje central del negocio.


  • Mito de la fortuna: uno de los problemas es que muchos proveedores pretenden cobrarles más, convencidos de que su fortuna es enorme.


  • Gran confianza en sí mismos: la fama y el éxito les da un nivel de seguridad en sí mismos que, aunque no les garantiza, les facilita el camino al éxito.
CPN. MONJO FERNANDO
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails