22 abril 2010

2,3 BILLONES DE DOLARES COSTO AL MUNDO LA CRISIS SUBPRIME


Hace un año, la preocupación dominante era un sistema financiero impedido y asustado, en el que primaba la desconfianza entre sus participantes, lo que motivó una intervención sin precedentes de los gobiernos para restablecer su funcionamiento.

Las aguas vuelven a su cauce y el restablecimiento del flujo del dinero y el repunte económico han devuelto al oxígeno a las entidades financieras, que perderán menos que lo pronosticado por el FMI en octubre.


"La crisis financiera costará al sector financiero mundial 2,3 billones de dólares, medio billón menos que lo estimado anteriormente por el FMI, que hoy subrayó que los mayores puntos de riesgo son ahora los déficit públicos"


Pero el riesgo se ha transferido de los balances privados a los públicos, como refleja la delicada situación de Grecia, que está inmersa en una crisis presupuestaria.

"La inquietud que despiertan los riesgos soberanos de las economías avanzadas podría atentar contra la estabilización y prolongar el colapso del crédito", alertó el FMI en su "Informe de Estabilidad Financiera Mundial", divulgado hoy.

Las grandes necesidades de financiación de los gobiernos, por sus déficits extraordinarios, podrían elevar las tasas de interés, dado que el suministro de préstamos es limitado, lo que a su vez perjudicaría a los bancos y a las pequeñas y medianas empresas, que necesitan créditos.

Todo esto es lógico por cuanto, todo el dinero que se esfumó en la llamada "burbuja inmobiliaria" debe salir de algún bolsillo, y sea de los bancos o de los Tesoros de los gobiernos nacionales, en definitiva es el ciudadano el único pagador.

Más allá de los errores en la falta de control gubernamental de operaciones inmobiliarias y financieras, debemos reconocer la rápida y efectiva "movida político-financiera" de los grandes grupos económicos mundiales.

Si bien los números de las pérdidas son enormes, en un comienzo se especuló en que esta crisis podría durar más tiempo y esto no fue así, con lo cual, el daño fue grande pero duró menos de lo esperado.

Para los gobiernos de los países avanzados, el consejo del FMI es que expongan ahora sus planes para frenar su déficit a medio plazo y lleven a cabo reformas estructurales que eleven el crecimiento de sus economías. Asimismo, pidió que avancen rápidamente en la introducción de la reforma financiera, que debe exigir a los bancos que mantengan más reservas de capital para hacer frente a posibles pérdidas, de forma que resistan mejor los efectos de otra crisis.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails