26 septiembre 2010

COMO VERIFICAR LA VALIDEZ DE UNA IDEA DE NEGOCIO


El primer paso de todo emprendedor es demostrar en la práctica que la idea es viable. Eso quiere decir que hay que crear un prototipo del negocio, un plan de actuación y ejecutarlo.

El modelo de negocio se validará sólo si se producen las ventas en el volumen y la velocidad que se pronostique. Aquí, debe usarse toda la creatividad posible, pues la prueba debe ser lo más ajustada a la realidad que se pueda. Algunos dirán: “Para mi idea de negocio no es posible crear un prototipo”, eso creemos que es una excusa. Siempre hay una forma de crear un prototipo y venderlo.



Estados Unidos, un empresario quería construir un spa para terapia con agua de mar. Difícilmente podría haber creado un prototipo del recinto… pero sí del modelo de negocio. Por lo tanto, invirtió en maquetas virtuales y contrató un espacio en un centro comercial. Se puso como meta inscribir a 1.000 socios, pidiéndoles una cuota de incorporación simbólica. El club necesitaba 200 socios para ser rentable, sabía que si inscribía a 1.000 lo más probable es que, una vez concretado el proyecto, sólo 500 respondieran pagando las cuotas. Si no había 1.000 inscritos el empresario devolvería las cuotas a quienes hubiesen pagado. Si había sobre 1.000 inscritos era evidente que se justificaban todas las inversiones. El principio es claro: economía de recursos, economía de esfuerzos y minimización de riesgos.
En el ejemplo anterior, ¿habría valido la pena hacer todos los trámites e inversiones sólo para darse cuenta que el plan de negocios no sirve? Cuando un modelo se valida a través de un prototipo, los trámites, la financiación y todos los recursos que falten serán mucho más fáciles de conseguir. Por eso, nunca se debe arriesgar lo que no se tiene sin haber probado la validez del modelo de negocio.

CPN. MONJO FERNANDO
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails