04 enero 2011

¿QUE PIENSA EL HOMBRE MÁS PODEROSO DEL BANCO MUNDIAL?

En una entrevista a Robert Zoellick publicada días atrás extraigo las principales reflexiones:

  • El principal desafío que encara la mayoría de los países en desarrollo es el riesgo de un gran aumento del precio de los alimentos. Los alimentos representan una gran proporción cada vez más inestable del presupuesto de las familias pobres y urbanas.
  • necesitamos aumentar la productividad y la producción de alimentos en los países en desarrollo.
  •  Necesitamos instrumentos financieros y de otra índole para ayudar a los agricultores y sus gobiernos a gestionar los riesgos, ya sea de lluvias, precios de los insumos como la energía, u otros riesgos.
  • Para toda la economía mundial, el desafío macroeconómico consiste en administrar y aumentar una recuperación moderada a distintos ritmos.
  • La controversia se deriva de la tensión que se crea al procurar solucionar los problemas sin recargar a otros. Como el dinero es el medio que interconecta a las economías, las diferencias se reflejarán en quejas con respecto al sistema monetario internacional; el tipo de cambio de las monedas; los desplazamientos grandes y tal vez volátiles de capital, y las políticas monetarias internas que podrían tener efectos internacionales.
  •  En general, el mundo en desarrollo ha sido una fuente de solidez. Sin embargo, los principales mercados emergentes —China, India, Brasil, Asia sudoriental— están empezando a estacionarse para evitar el recalentamiento o las burbujas en algunos sectores.
  • De cara al futuro, debemos admitir que ya no hay un "tercer mundo". Los países en desarrollo son muy distintos. Sin embargo, pueden aprender unos de otros, invertir unos en otros, mantener relaciones comerciales entre sí, y especialmente dentro de regiones geográficas, integrarse cada vez más entre sí. La mentalidad del "tercer mundo" suponía una transferencia de "norte a sur"; en nuestra nueva multipolaridad se verán transferencias de sur a sur, e incluso de sur a norte, de bienes, capital e ideas, junto con intercambios entre el norte y el sur y dentro del norte.
  • No es lo mismo que el patrón oro, ni recomendaría volver a ese patrón o al viejo sistema de Bretton Woods. Debemos encaminarnos a tipos de cambio flexibles y a políticas monetarias autónomas en las principales economías en una nueva economía internacional multipolar
  •  Creo que todas las regiones en desarrollo presentan oportunidades. Para subrayar este punto, creo que África puede ser un polo mundial de crecimiento en los años venideros.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails