30 octubre 2011

SE VIENE EL "EFECTO PINGÜINA"

En marzo recomendé ir al Verde, en septiembre ya los alerté que las Reservas del BCRA estaban de oferta, y la compra de dólares se multiplicó. Hoy les anticipo: se acerca el "efecto pingüina".

Qué es esto? 
  • Aceleración de la inflación a tasas superiores al 30%.
  • Suba de por lo menos 10-15% del dólar para compensar la balanza comercial.
  • Suba de los precios de los servicios públicos.
  • Reducción de aumentos salariales.
  • y algunos más que vendrán de la inventiva oficial.
 
Es que ni bien pasaron las elecciones presidenciales, ni siquiera asumió el nuevo vicepresidente electo,  el BCRA sale a querer frenar la compra de dólares imponiendo medidas ridículas que no hacen más que echar leña al fuego.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, dijo que “todo lo que sea coartar las libertades, no es bueno”. Admitió que medidas restrictivas a largo plazo pueden ser “muy perniciosas” y recordó que “siempre” el Estado “determina si entrega o no los dólares”.
Por su parte el economista Roberto Cachanosky escribió:

Cuando lo leí no podía creerlo. En efecto, las declaraciones de autoridades del BCRA diciendo que el que compra dólares hace un mal negocio es un calco de “el que apuesta al dólar pierde” o “les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”. Si es así, ¿por qué sacaron la gendarmería, la prefectura y la AFIP a la calle, si, como ellos dicen, el Central tiene tanto poder de fuego? Solo les falta sacar a la calle a los boy scouts y a los bomberos para intentar frenar la corrida cambiaria.

Por su parte el ex-Presidente del Banco Central afirmó:

"la única opción que tiene el gobierno para frenar la demanda de dólares es vender reservas o devaluar el peso.

El legislador estimó que con este tipo de medidas “lo que se hace es alertar aún más a la gente de que existe el problema” de no poder contener la demanda de dólares.

Más allá de las especulaciones que aumentan en torno a si el central podrá evitar una suba del dólar, lo cierto es que los ciudadanos no le creen y salen a protegerse contra una posible devaluación del peso.

¿Acaso es un delito comprar dólares? ¿Por qué una persona, con el fruto de su trabajo, tiene que informar por qué compra dólares? Para eso está su declaración jurada anual de ganancias y bienes personales donde detalla cuánto ganó y qué hizo con la plata. Pedir información adicional es una clara muestra de desesperación para intimidar a la gente. Pero como la gente no es tonta, si los controlan por el mercado oficial se va al marginal e igual va a comprar dólares.



 Saludos y hasta la próxima.
 
CPN. MONJO FERNANDO
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails