27 julio 2010

¿ESTE ES EL MEJOR MOMENTO PARA BUSCAR CAPITAL?

Esta es una pregunta que se hacen todos los emprendedores cuando requieren capital y ya no pueden recurrir a fondos propios ni a familiares ni amigos. 

A muchos emprendedores les ocurre que para "fortalecer" su empresa, para "rediseñar el negocio", para "probar" una nueva idea o para cualquier otra cosa, que necesitan dinero y no cuentan ya con ahorros ni pueden volver  (de nuevo) a recurrir a los amigos ni a la familia. Entonces la idea que surje es buscar financiamiento. Aquí entonces es cuando surje la pregunta: ¿Es éste el mejor momento?¿Pido un préstamo a un banco, busco un socio o un inversor? 

Más allá que existen muchos tipos de financiamiento (ver Financiamiento para Pymes-parte1 -parte 2 -parte 3) lo que hay que analizar con cuidado es el "precio del dinero" que en términos simples es "la tasa de interés". 

El dinero no "cuesta siempre lo mismo" hay alzas y bajas, eso depende principalmente de los ciclos económicos, pero lo que aquí quiero destacar es: ¿tengo que tratar de arreglarme con capital propio y en última instancia recurrir al crédito?

La búsqueda de capital es un proceso que toma entre seis meses y un año, desde que empezás a trabajar en eso hasta que tenés dinero depositado en el banco. Si empezás cuando el agua te llega al cuello, seguramente te hayas ahogado mucho antes de obtener el “salvavidas”.

Buscar inversores con relativa urgencia deteriora también sensiblemente tu posición negociadora. El “precio del dinero” en un momento dado tampoco es el mismo para todo el mundo: igual que un paraguas en un día de lluvia o en el Sahara, el contexto afecta mucho. Si los posibles inversores “huelen” desesperación, puede que salgan corriendo o al menos saquen sus colmillos.

Uno de los principales puntos para seducir a un inversor es explicarles por qué necesitás el dinero. Esta aparente contradicción se salva entendiendo que la palabra “necesitar” tiene otro sentido en este contexto. En una situación ideal, uno debe demostrarle al inversor que tiene usos geniales para su dinero que producirán un gran retorno y por ende “necesitás” que te lo dé. Pero a la vez, transmitirle también que sin ese aporte de fondos simplemente sacrificarías algo de crecimiento pero tu supervivencia no está en juego y entonces, a la vez, podés perfectamente vivir sin él.

Para resumir, la respuesta a la pregunta inicial es que el momento correcto es cuando el dinero está relativamente barato y tu emprendimiento tiene buenos usos para el dinero pero no está en una situación apremiante.

CPN. MONJO FERNANDO.


Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails